Banner Image
Banner Image

Desde la misma existencia del audio digital (y la inevitable compresión del mismo) el mundo del audio se debate en una batalla silenciosa pero importante, entre lo digital y lo análogo: Conveniencia vs Fidelidad, Portabilidad vs Pureza. Y es que el viaje del audio digital, a pesar de ser mas corto que el análogo ha sufrido cambios mas significativos.

 

En el mundo del audio analógico, la señal se representa de manera continua a través de voltajes y corrientes eléctricas. Aquí no hay conversión, compresión, tasa de muestreo ni manipulación del audio. Esto a menudo se asocia con un sonido cálido y orgánico, especialmente en vinilos, donde la suavidad de las ondas analógicas puede ofrecer una experiencia auditiva única. Los amantes del vinilo valoran la autenticidad y la nostalgia que proporciona este formato. Esto quiere decir que, lo que escuchas es solo procesos continuos de amplificación de una señal proveniente de un medio físico. ¿La tasa de muestreo? Infinita. ¿Calidad? Tanto como tú y tu presupuesto te permitan. 

¿Qué necesitamos para disfrutar de lo análogo? Fácil: Tocadiscos, Pre amplificador (a menos que tu amplificador o tocadiscos tenga uno integrado), amplificador y bocinas. Vamos pues, a escoger nuestras herramientas para este viaje.

Tocadiscos

 
 
 
 

amplificadores estéreos

 
 
 
 
Banner Image
Banner Image

El avance de los formatos digitales, como el CD y el streaming de alta resolución, ha permitido una reproducción constante y sin ruido, satisfaciendo a los audiófilos que buscamos precisión y fidelidad excepcional. Inicialmente, estas tecnologías tuvieron limitaciones de almacenamiento y velocidad de transferencia, lo que resultó en una compresión de archivos que afectó la calidad del audio. Sin embargo, con el tiempo, estas limitaciones se han superado, y ahora el almacenamiento y la transmisión de alta calidad son prácticamente ilimitados. Esto ha llevado a propuestas que ofrecen una calidad de audio excepcional, respaldada por avances tecnológicos en equipos como los DAC y las plataformas de streaming de música.

¿Qué necesitamos para disfrutar de música digital? Streamer o Reproductor de CD o SACD, amplificador y bocinas.

Network Streamer